Manzanas y Peras

 

La Argentina exporta en fresco alrededor del 17% de la producción anual de manzanas. La UE (50%) y Brasil (45%) son los principales demandantes de nuestros envíos al exterior.

Para la elaboración de jugo concentrado se utiliza el 40% de las manzanas cosechadas. El destino casi exclusivo del jugo es el mercado de los EEUU. Con la presencia de China en el mercado internacional el precio de este producto ha descendido notoriamente, lo que ha afectado negativamente el precio de la materia prima. La situación ha mejorado levemente pero no se esperan mayores cambios para el resto del año.

Las exportaciones en fresco de peras representan más del 55% de la producción anual del país, habiendo superado holgadamente las ventas externas de manzanas, tanto en volumen como en valor. Los envíos al Brasil (50%) y a la UE (40%) representan el grueso de nuestras exportaciones y en esto se asemeja a la manzana. La diferencia consiste en que el mercado brasileño es mucho mas importante para la pera que para la manzana. Dicho mercado representa el 28% de la producción nacional de peras, mientras que en manzana su importancia relativa es del 8%. La pera es más competitiva que la manzana tanto en Brasil como en terceros mercados, debido a sus ventajas comparativas naturales. Por otra parte, Brasil no produce peras pero sí manzanas.

En 1997 la participación argentina en las importaciones brasileñas de ambas frutas fue del orden del 80%, aunque las compras de peras fueron muy superiores a las de manzana.

El aumento de reintegros a la exportación extrazona de peras y manzanas es del 6,8% al 10% y corresponde a diversas presentaciones: 1) productos desecados en envases que no superen 1 kg. de contenido neto, 2) peras en agua edulcorada en envases que no superen los 2kg. y 3) jaleas y mermeladas en envases de hasta 1 kg. En el caso de jugo concentrado de manzana, el reintegro se elevó al 10% para los envases de hasta 1 litro.

Mientras las ventas a la UE se realizan en el primer semestre, el grueso de las destinadas al Brasil se hacen en el segundo semestre del año. Por estos motivos, no es posible dar una opinión concluyente sobre el mercado futuro de estos productos. Lo que se advierte es una relativa paralización de las operaciones y una creciente dificultad en el cobro de los envíos realizados hacia fines del año pasado.

Por otra parte, teniendo en cuenta el tipo de bien y la recesión de la economía brasileña es de esperar una reducción tanto en los precios como en los volúmenes comercializados.

Las mayores dificultades en el mercado brasileño se presentarán en manzanas, en especial en las de menor calidad (Red Delicious Común). Esta circunstancia tenderá a presionar nuestro mercado doméstico, generando condiciones poco propicias en el mismo.

En síntesis, el impacto de la crisis brasileña será mayor en manzanas que en peras, pues estas últimas tienen mercados alternativos. Las principales provincias productoras son Río Negro, Neuquén y Mendoza, siendo el Alto Valle del Río Negro el que concentra la mayor producción del país, por lo que resultará el más afectado.

 

volver