Producción Industrial

 

Aún cuando el consumo predominante del pomelo es en fresco, ya sea en el mercado interno o externo, parte de la cosecha (alrededor del 13% a nivel nacional y casi la tercera parte en la provincia de Salta) son derivadas a la industria.

La expansión de la superficie plantada y los consiguientes incrementos de la producción de pomelo salteño, unido al elevado porcentaje de frutos cosechados que no alcanza la calidad (tamaño y color) requeridas para la exportación ó que no encuentra cabida en el mercado interno, genera una creciente oferta orientada a la industria. El precio del fruto derivado a la industria representa alrededor de la cuarta parte del precio en fresco.

Las plantas procesadoras de cítricos radicadas en la zona del ramal salto-jujeño (una en Salta y dos en Jujuy), constituyen la principal demanda industrial para los productores de pomelo de Salta. En las provincias de Tucumán y Formosa también existen plantas que procesan cítricos pero éstas no se proveen de materia prima procedente de Salta.

Aún cuando los complejos industriales existentes en la zona se especializan en el procesamiento de la naranja, la demanda industrial de pomelo se incrementó significativamente en los últimos años. En efecto, hasta 1992, sólo la fábrica instalada en la provincia procesaba el pomelo sistemáticamente y en volúmenes relevantes para la obtención de derivados industriales, pero a partir de entonces las dos plantas jujeñas comenzaron a incrementar el procesamiento de materia prima proveniente de Salta.

En 1990/91 se procesaba sólo el 9% del pomelo producido en Salta, este porcentaje se duplica en 1992 y alcanza su máximo nivel en 1995 (31%). En 1996 la producción de jugos y concentrados de pomelo se redujo debido a una fuerte disminución de la demanda externa (principalmente del mercado europeo). Ante esta situación, las plantas industrializadoras hicieron uso de la posibilidad de optar entre los distintos cítricos para ocupar su capacidad de procesamiento. En 1997 se retomaron los niveles de 1995.

Los derivados industriales del pomelo son: jugo concentrado, aceite esencial y cáscara fresca, que se la usa para fabricar fruta abrillantada2/.

En esta década, la producción nacional de jugo concentrado de pomelo osciló entre 4.000 y 7.500 toneladas anuales en 1991 y 1995 respectivamente, estabilizándose en 5.000 toneladas en los dos últimos años. El procesamiento se originó principalmente en las plantas radicadas en el litoral, que muelen preferentemente pomelo blanco.

Con relación a los otros derivados industriales, la oferta es todavía bastante reducida. El aceite esencial es producido de modo no sistemático y en muy pequeños volúmenes (83 tns.).

 

2/ La primera fase de este proceso se realiza en Salta y su terminación en la provincia de Córdoba.

volver