Importaciones


Durante el primer trimestre de 1995, las importaciones alcanzaron a U$S 5.130,1 millones, con un incremento de 4,4% con respecto al primer trimestre de 1994. Esta tasa de crecimiento refeja una fuerte desaceleración de las importaciones con respecto a los trimestres anteriores (Cuadro 5.1). En efecto, en el primer trimestre de 1994 la tasa de crecimiento interanual de las importaciones fue de 50,8% y luego fue cayendo en los siguientes trimestres (37,7% en el segundo, 20,7% en el tercero y 13,6% en el cuarto).

Desde el tercer trimestre de 1994 el monto de las importaciones creció por debajo del monto de las exportaciones. Tal diferencia en el ritmo de crecimiento se amplía significativamente en el primer trimestre del corriente año con la respectiva disminución del déficit comercial.

Similares conclusiones pueden obtenerse al observar el comportamiento mensual (Cuadro 5.8). En particular, en el mes de marzo no sólo cayó la tasa de crecimiento interanual de las importaciones sino que se volvió negativa, o sea, cayeron las importaciones en relación a marzo de 1994. Por primera vez en dos años se observa una disminución de la importaciones con respecto a igual período del año anterior, al pasar de U$S 1.849,8 millones en marzo de 1994 a U$S 1.817 millones en marzo de 1995. Tal tendencia continúa según la proyección de abril y la estimación para mayo.

A los efectos del análisis de las tendencias, es relevante analizar la composición de las importaciones y la evolución de las mismas según el tipo de bien (Cuadro 5.9). Para ello se cuenta con datos desagregados hasta marzo de 1995.

cuadro

Las importaciones de bienes de inversión (bienes de capital y partes y piezas) alcanzaron a U$S 2.224,5 millones durante el primer trimestre de 1995, lo que implicó una disminución de 2,4% (- U$S 54,3 millones ) con respecto a igual trimestre de 1994. Esta pequeña caída implicó también una disminución de su participación relativa en el total de importaciones desde 46,3% del total de las importaciones al 43,3% luego de tres años de un proceso de fuerte aumento (en 1991, las importaciones de bienes de inversión constituían sólo el 32,2% del total de importaciones). La caída en la importación de bienes de inversión se debió a la disminución de las importaciones de bienes de capital (-6,4%) que no llegó a ser compensada por las mayores compras al exterior de partes y piezas (4,7%).

cuadro

En el primer trimestre de 1995, las importaciones de bienes intermedios también aumentaron llegando a U$S 1.740 millones. La tasa de crecimiento de estas importaciones fue de 24,3% mostrando una desaceleración con respecto al 33% registrado en primer trimestre de 1994. Este comportamiento acompaña la evolución del nivel de actividad económica -que sigue creciendo pero a un ritmo menor- tal como se comenta en el primer capítulo de este Informe.

Las compras al exterior de vehículos automotores -cuyo ritmo de crecimiento se venía desacelerando en los últimos períodos- cayeron un 35,6% interanual. En esta caída incidió la falta de financiamiento registrada durante el período por el impacto de la situación financiera internacional. Similar tendencia, aunque con una caída menor (-5,3%), muestran las importaciones de bienes de consumo (Cuadro 5.9).

Como resultado de la evolución por tipo de bien, la estructura de las importaciones argentinas se modificó en los últimos años. Al comparar el primer trimestre de 1995 con el mismo trimestre de 1992, se destaca el crecimiento de 110% en las importaciones de bienes de inversión (con un aumento de 151,8% en bienes de capital y de 68,2% en partes y piezas) con el consiguiente aumento de su importancia relativa en el total de importaciones: de 36,3% pasaron a representar el 43,3% del total (en particular, los bienes de capital de 18,2% elevaron su participación a 26,4%). No obstante, con respecto a enero-marzo de 1994, la importancia relativa de los bienes de inversión disminuyó de 46,4% a 43,3% (por la ligera caída de los bienes de capital ya que las partes y piezas mantuvieron su participación en 16,9%).

GRAFICO 5.4
ESTRUCTURA DE LAS IMPORTACIONES
Trimestre I - 92

cuadro

Trimestre I - 95
cuadro

Como se observa en el Cuadro 5.10, en el primer trimestre de 1995, el 75,8 % de las compras argentinas de bienes en el exterior tuvieron origen en MERCOSUR (21,6%), NAFTA (25%) y la UNION EUROPEA (28,8%). Las importaciones desde MERCOSUR crecieron 3,7% (por debajo del 4,4% de crecimiento del total de importaciones) con respecto al primer trimestre de 1994; las compras argentinas a la UNION EUROPEA crecieron 20,3% y desde NAFTA, las importaciones argentinas se mantuvieron en el nivel del primer trimestre de 1994.

cuadro

En cuanto al tipo de bien importado desde estos bloques comerciales, puede destacarse que el 36,5% de las importaciones argentinas de bienes de capital provinieron del NAFTA y 32,6% de la UNION EUROPEA -cubriendo entre ambas regiones el 69,1% del total de importaciones de ese tipo de bien-. También se debe notar que el 39,5% de las compras argentinas de vehículos automotores provinieron, en el primer trimestre de 1995, de la UNION EUROPEA y el 26,6% del MERCOSUR. En tanto, MERCOSUR fue origen del 28,6% de los bienes intermedios adquiridos por Argentina al exterior y del 28,4% de las importaciones de partes y piezas.

En cuanto a la estructura de importaciones desde cada región, se observa que, desde NAFTA, los tipos de bien más importados por Argentina fueron bienes de capital (38,5%) y bienes intermedios (33,9%). En tanto, desde la UNION EUROPEA se importaron alrededor del 29,9% de bienes de capital, 29,7% de bienes intermedios y 20,3% de partes y piezas para bienes de capital. Las importaciones desde MERCOSUR se comentan en el punto siguiente, no obstante, se debe destacar que el 45% de las importaciones con origen en la región fueron de bienes intermedios, 22,3% de partes y piezas de bienes de capital y 3,8% de vehículos automotores.


Página anterior